5 consejos

5 consejos

Nuestros compañeros inseparables necesitan vivir en armonía.
Sin duda las mascotas pueden llegar a ser tan importantes como un amigo y como todo ser vivo necesitan cuidados para que se mantengan sanos. No importa qué tipo de mascota tengas todas las mascotas merecen tus cuidados. Existen animales que suelen ser más independientes, sin embargo, aspectos como su higiene, salud emocional y espacio vital son elementales para mantenerlos siempre en armonía.

La siguiente lista te dará una idea de cómo cuidar y proteger a tus mascota:

1- El espacio: Procura siempre tener a su mascota en un lugar donde pueda desarrollarse en plenitud. Es decir, si tienes una tortuga, tenla en una pecera con espacio para que pueda moverse y en el caso de una mascota más habitual como un perro o gato, no es recomendable dejarlos enjaulados todo el día o espacios que nos les permita ejercitarse.

2- Su dieta: Cuida su alimentación y procura darles alimentos que vayan de acuerdo a su tamaño y edad. En ocasiones la gente suele llenar de desperdicios la comida de sus mascotas, sin embargo, esto puede afectar a muchas especies. En el caso de los perros, no suelen tolerar alimentos como el chocolate, la cebolla ni los lácteos.

3- La higiene: El cepillado regular es esencial para los perros jóvenes, debido a que elimina el pelo muerto, la suciedad y los parásitos; además, les genera un pelaje de aspecto más sano y brillante. Utiliza un equipo especial para esta acción.

4- Salud emocional: Los animales también sienten, está en su naturaleza y basta decir que ellos también pueden demostrar amor y cariño a sus amos. La violencia hacia los animales, ya sea gritos, patadas o simplemente no alimentarlos hará que tu mascota no viva en un ambiente armónico. Procura siempre darle cariño y cuidarlo como si fuera un miembro de tu familia, ellos te lo agradecerán.

5- Veterinario: A menudo, puedes pensar que tu mascota no se siente bien y una rápida visita al veterinario te ayudará a confirmar que algo no marcha correctamente. Algunos síntomas son: pérdida de apetito, rechazo de agua, disminución o aumento de peso, lentitud o rechazo al juego, vómitos, salivación excesiva o respiración irregular.

Leave a Reply